Pamela Valdivia Hernández

Publicado el

La fotografía nos regala momentos, imágenes, lugares, personas que queremos guardar y atesorar, ya sea de forma física en una cajita metálica, un álbum o en las carpetas del computador.

Para mí, la fotografía es emoción pura, ninguna imagen nos deja indiferentes, ya sea porque nos gusta o no. La emoción es mi motor, es lo que ha llevado a desarrollarme como fotógrafa en diferentes ámbitos, buscando siempre aprender de mí y de otros, descubriendo y sorprendiéndome con la magia que ocurre cuando observas y la plasmas la imagen que llega a los demás.

Bajo esta mirada emocional, existen dos grandes géneros que mueven mi trabajo en la actualidad: memoria y territorio, conjugados ambos en el deseo de mostrar un mundo sin estereotipos, sin prejuicios, libre de ser y estar.